viernes

Cuando te Ames


Te llamarán mujer de mal carácter, pero tú sabrás que es porque no dejas que nadie te intimide.

Te llamarán difícil, pero tú sabrás que en realidad es porque tienes un pensamiento propio.
Te llamarán soberbia, pero tú sabrás que es dignidad.

Te llamarán insoportable, y tú sabrás que estás siendo auténtica.
Te llamarán egoísta, y tú sabrás que es respeto hacia tu persona.
Te llamarán ególatra, y tú sabrás que es amor propio.

Te llamarán hiriente, y tú sabrás que es tu imprudente sinceridad.
Te llamarán histérica, pero tú sabrás que es tu intensidad para defender lo que crees que es justo.
Te llamarán loca, pero tú sabrás que es valentía.

Te llamarán vanidosa, pero tú sabrás que es cariño a tu cuerpo..
Te llamarán creída, pero tú sabrás que es confianza en ti misma.
Te llamarán soñadora y tú sabrás que es tu inmensa fe en un poder más grande que todo.

CUANDO TE AMES, te llamarán como sea, pero no dudarás de ti, porque tú sabrás quién eres y nada podrá ofenderte. 
Eso es amor por ti".

- Desconozco el autor

YA ME ECHARAS DE MENOS


Ya me echarás de menos, cuando no halles a quien contarle tus cosas, cuando aprendas  diferenciar entre interés en ti o querer llenar un tiempo ocioso, cuando solo te endulcen el oído por Inflamar tu ego y no porque te amen, cuando nadie te escuche sin cansarse hablar de los mismos problemas, cuando de pronto sientas un vacío en tu alma por algo que dejaste ir, cuando el mar se desborde por tus ojos al aparecer algún recuerdo mío. 

Ya me echarás de menos, cuando no sientas que te miren con tanto amor, cuando nadie se preocupe por cómo estás, cuando en tus desvelos no sepas a quién acudir, cuando no tengas la confianza de ser tu mismo con otros. 
Cuando no haya abrazo que te estremezca , y ni besos que te den la calidez que conmigo tenías. 
Cuando no tengas los detalles con los que traté de volverme inolvidable, cuando tus días no sean iguales, porque en el día me extrañes y en la noche me llores. 

Ya me echarás de menos, aunque hoy te sientas fuerte, aunque creas que me has superado, aunque ahora quizás te arrepientas de mi… Ya me echarás de menos, cuando nadie te quiera y haga lo que yo hice por ti. 

Patricia Alcantar
Derechos Reservados
Imagen tomada de la red
Nayarit México

NADIE NOS DEFRAUDA


Nos defraudamos nosotros al pensar que la otra persona, estaría dispuesta a hacer aquello que nosotros estaríamos dispuestos a hacer.

Y no es que nosotros seamos mejor, o que lo nuestro sea mas verdadero. No se puede obligar a nadie a que piense como Tu.

Ama para reconocerte, y dejaras de esperar. Nadie te defrauda; lo haces tu en tu impaciencia de que te quieran, de que te valoren, que te den un lugar, que te reconozcan, que te agradezcan, de que te hagan sentirte mas importante de lo que eres, recuerda que es tu necesidad, no la de la otra persona.

Deberás emprender ese largo camino de las emociones desde de Ti; reconocerte, amarte, valorarte, otorgarte el poder que en ti reside.. y dejar de culpar, porque eres tu quien te defraudas ante esa necesidad de Ser. AMATE 

El patrón de la la perfección nos desconecta y nos aleja de nosotros, y de lo que realmente somos.
Aceptar.. sin imponer
Respetar.. sin oprimir
Sentir.. sin más
Perdonar.. sin castigar
Agradecer.. sin esperar
Y Amar.. SIN PEDIR ...

Tury Carpo

𝗦𝗜 𝗟𝗔𝗦 𝗠𝗨𝗝𝗘𝗥𝗘𝗦 𝗘𝗡𝗧𝗘𝗡𝗗𝗜𝗘𝗥𝗔𝗡...




Si las mujeres entendieran… que los hombres también tenemos miedos, pero sin tanto permiso para mostrarlos.

Que hay emoción en el ruido de un motor o en el grito de un gol.

Que valoramos mucho más el exceso de sonrisas que tres kilos menos.
Lo que es tener que ser valiente, poderoso y exitoso a toda hora.

Lo molestas que son las comparaciones con "el marido/novio de".

La necesidad que tenemos de un abrazo que no siempre sabemos pedir.

Lo difícil que es comprender lo que nunca nos enseñaron.

Las lágrimas que no nos animamos a llorar.

El poder que tienen sobre nosotros.

Que nosotros también pasamos noches sin dormir.

Que necesitamos que aveces también nos escuchen.

Que somos más débiles de lo que uds creen.

Que sacar lo mejor o peor de nosotros está en sus manos.

Que pensamos y razonamos diferente.

Que sentimos muy parecido.

Que demostramos nuestros sentimientos y aveces no lo notan.

Si las mujeres vieran todo esto, si lograrán mirar más allá de algunos olvidos, si se diéran cuenta de que no hay todos o ninguno, si pudieran sentir que para nosotros la mejor demostración de amor es habernos elegido, si las mujeres bajáran un poquito la guardia, los reproches y tantos reclamos, si pudiéran incrementar las sonrisas, los brindis y la picardia, comprenderian que son lo que nos da sentido a nuestras vidas.

Como mujeres, novias, madres, hijas, hermanas o amigas.

Al final del día, donde se acaban las bromas, donde no hay público ni formas, donde solo queda un hombre y sus latidos, ahí están uds... con el que cada una eligió.

UN NUDO EN LA SÁBANA




En la reunión de padres de familia de una escuela, la directora resaltaba el apoyo que los padres deben darle a los hijos.
Ella entendía que aunque la mayoría de los padres de la comunidad eran trabajadores, debían encontrar un poco de tiempo para dedicar y pasar con los niños.

Sin embargo, la directora se sorprendió cuando uno de los padres se levantó y explicó, que él no tenía tiempo de hablar con su hijo durante la semana.

Cuando salía para trabajar era muy temprano y su hijo todavía estaba durmiendo y cuando regresaba del trabajo era muy tarde y el niño ya estaba acostado.

Explicó además, que tenía que trabajar de esa forma para proveer el sustento de la familia.
Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo angustiaba mucho e intentaba reemplazar esa falta dándole un beso todas las noches cuando llegaba a su casa y para que su hijo supiera que él le había ido a ver mientras dormía, hacía un nudo en la punta de la sábana.

Cuando mi hijo despierta y ve el nudo, sabe que su papá ha estado allí y lo ha besado. El nudo es el medio de comunicación entre nosotros.

La directora se emocionó con aquella singular historia y se sorprendió aún más cuando comprobó que el hijo de aquel hombre era uno de los mejores alumnos de la escuela.

Este hecho nos hace reflexionar sobre las muchas formas en que las personas pueden hacerse presentes y comunicarse con otros.

Aquél padre encontró su forma, una forma simple pero eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía a través del nudo, todo el afecto de su papá.

Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de decir las cosas que olvidamos lo principal que es la comunicación a través del sentimiento.

Simples detalles como un beso y un nudo en la punta de una sábana, significaban para aquél hijo, muchísimo más que un montón de regalos o disculpas vacías.

Es válido que nos preocupemos por las personas, pero lo más importante es que ellas sepan y puedan sentir nuestra preocupación y cariño por ellas.
Para que exista la comunicación, es necesario que las personas "escuchen" el lenguaje de nuestro corazón, ya que los sentimientos siempre hablan más alto que las palabras.

Es por ese motivo que un beso, revestido del más puro afecto, cura el dolor de cabeza, el golpe de la rodilla o el miedo a la oscuridad.

Los niños tal vez no entiendan el significado de muchas palabras, pero saben distinguir un gesto de afecto y amor, aunque ese gesto sea solamente un nudo en la sábana. Un nudo cargado de afecto, ternura y amor.

"Vive de tal manera que cuando tus hijos piensen en justicia, cariño, amor e integridad, piensen en ti"

Autor: Desconocido

UN DÍA BAJÉ A MI HIJOS Y YA NUNCA LOS VOLVÍ A CARGAR





Los cargué cuando se habían lastimado. Los cargué cuando estaban emocionados. Los cargué cuando estaban cansados. Los cargué cuando aún eran demasiado pequeños para ver lo que yo podía ver.

Y de pronto un día los bajé y ya no los volví a cargar.

Un día, sin darme cuenta, ellos se hicieron grandes. Demasiado grandes para caber en mis brazos. Demasiado grandes para colgarse de mis piernas. Demasiado grandes para descansar en mi pecho. Un día los bajé y ya no los volví a cargar.

Un día, sin darme cuenta ellos se hicieron fuertes. Lo suficientemente fuertes para seguir adelante aunque estuvieran cansados; lo suficientemente fuertes para calmar su propio dolor. Lo suficientemente fuertes para enfrentar sus más profundos miedos. Un día los bajé y ya no los volví a cargar.

Un día sin darme cuenta, ellos ya podían ver lo que yo podía ver y más: ellos podían ver la belleza del mundo, ellos podían ver a aquellos que la sociedad ignora, ellos podían ver soluciones donde otros veían problemas, ellos triunfan y caen sin que yo esté ahí.

Y aunque físicamente ya no los cargue, siempre estaré ahí para aplacar sus miedos, para escucharlos cuando lo necesiten, para dar un aplauso por sus logros, para dar un consejo en tiempos de dudas o simplemente para abrazar sin necesidad de palabra alguna.

Pero ya nunca descansarán en el borde de mi cadera o se quedarán dormidos con sus pequeñas piernitas colgando de mí. Ya nunca necesitarán mi ayuda para ver por encima de la gente. Ya nunca serán pequeños para caber entre mis brazos. Ya nunca levantarán sus brazos para que yo la cargue.

¡Pero siempre estaré ahí, disfrutando de su alegría y llorando por su dolor..!

Disfrutemos a nuestros hijos que el tiempo vuela y no perdona..



Enviado desde mi iPhone

¡¡A QUE LA TIZNADA!!



LES COMPARTO ESTA REFLEXIÓN  ESPERO LES AYUDE COMO ME AYUDA A MI CADA VEZ QUE LA LEO...

¡¡A QUE LA TIZNADA!! 

Un día, un niño entró en su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto.

Su padre, lo llamó, pero él siguió diciendo irritado:

❇️ "¡PAPÁ! ¡TE JURO QUE TENGO MUCHA RABIA!... Pedro NO debió hacer eso conmigo; por eso, espero que todo le vaya mal! !LO ODIO!"

Su padre, un hombre muy sabio, escuchaba con calma a su HIJO quien continuaba diciendo:

"Imagínate que el estúpido me humilló frente a mis amigos. !NO ACEPTO ESO!

Ojalá se enferme para que NO vaya más a la escuela".

El padre siguió escuchando; se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa de donde cogió un saco lleno de carbón que llevó hasta el final del jardín y le propuso a su hijo lo siguiente:

- "¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero?

Hazte la idea de que es Pedro y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él.

TÍRALE TODO EL CARBÓN QUE HAY EN EL SACO, HASTA EL ÚLTIMO PEDAZO.

Después yo volveré para ver como quedó."

El niño se lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones, pero como el tendedero estaba lejos, pocos carbones acertaron la camisa.

Cuando, el padre regresó y le preguntó:

- Hijo ¿QUÉ TAL TE SIENTES?

- Cansado, ¡¡pero mejor, papá!!... Mira acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.

El padre tomó al niño de la mano y le dijo:
- Ven conmigo quiero mostrarte algo.

Lo colocó frente a un espejo en el que pudiera ver todo su cuerpo...

!QUÉ SUSTO ! Estaba todo manchado y sólo se le veían los dientes y los ojos.

En ese momento el padre dijo:

✅ - "HIJO, como pudiste observar la camisa quedó un poco sucia, pero NO es comparable con lo sucio que quedaste tú.

El mal que deseas a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros.

Por más que quieras o puedas perturbar la vida de alguien con tus pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en ti!!!

- CUIDA TUS PENSAMIENTOS, porque se transforman en palabras... 

- CUIDA TUS PALABRAS, porque se transforman en acciones... 

- CUIDA TUS ACCIONES, porque se transforman en hábitos...

- CUIDA TUS HÁBITOS, porque moldean tu carácter.

- ¡¡Y CUIDA TU CARÁCTER, PORQUE DE ÉL DEPENDERÁ TU DESTINO!!💥 🌈 👍

YA NO LO QUIERAS TANTO


¿Cuántas veces has sentido que no te quiere y que no te merece pero ahí sigues?

Ya no lo quieras tanto, no derrames tanto llanto porque una flor como tú no se puede estar secando. No permitas que su indiferencia te arruine la existencia.

Sé que tú lo quieres y crees necesitarlo para estar bien, sé que piensas que vas a morir si lo dejas.

Sé que lloras noche tras noche ahogando tu llanto contra el cojín. Sé que te preguntas qué es lo malo en ti, porqué no te quiere, porqué te ignora y te trata como un maniquí. Te preguntas si tiene otra o si las demás mujeres son mejor que tú.

Ya no lo quieras tanto...
No permitas que tu sonrisa dependa de sus mensajes que dan la impresión de ser mendigados.
No dejes que te lastime con caricias vacías. No dejes que te dé sexo y que te haga sentir que no mereces más que eso; una cogida fría, donde no hay besos y ni siquiera te ve a la cara por cobardía. No permitas que te siga dejando vacía mientras el llena su ego y su patética hombría.

Ya no lo quieras tanto, mujer y quiérete más a ti.

Sé que te cuesta observarte al espejo porque lo que te ha dicho ha dejado tu autoestima por los suelos.
Sé que ya no te arreglas, que no te vistes, bailas ni ríes como antes.

Sé que poco a poco te estás perdiendo y lo sabes. Sin embargo, no tienes el valor para alejarte de aquello que tanto daño te hace.

Deja que él se ahogue en su veneno, toma todas tus fuerzas y vete.
Ya no lo quieras tanto, invierte ese querer hacia ti, te aseguro que después de eso, te evitarás tanto llanto.

Desempolva esas alas, pontelas y vuela lejos que allá en lo alto nadie podrá hacerte daño.


Enviado desde mi iPhone