domingo

ORACIÓN PARA PEDIR AUXILIO Y BENDICIÓN EN LOS MALOS MOMENTOS

"Así que no temas, porque yo estoy contigo;
no te angusties, porque yo soy tu Dios.
Te fortaleceré y te ayudaré;
te sostendré con mi diestra victoriosa." (Isaías 41:10)

Padre, Tú me amas y estás conmigo en estos duros momentos,
Señor, tú estás a mi lado y me das fuerzas y aliento,
Dios, Tú estás conmigo en la dificultad y me das ayuda y bendición;
Padre, sé que estás conmigo ahora mismo
y me otorgarás lo necesario para que tenga felicidad.

Padre de misericordias y Dios de toda consolación,
te amo y en verdad te necesito a mi lado
porque Tú llenas mi corazón de gozo y alegría,
y, ahora que estoy pasando por tiempos difíciles,
te suplico, dame tu auxilio para que pueda salir adelante
y no caiga en la desesperación.

Ilumina mis caminos para que nada oscuro me dañe,
aleja todo lo perjudicial que ronda mi vida,
quita los obstáculos e impedimentos que no me dejan ser feliz,
dame tu Paz para que se serene mi alma
dame tu aliento para que siga caminando sin decaer
y que tu fuerte mano me sostenga hoy, mañana y siempre.

Comprendo que lo que te pido es casi un milagro
pero sé que Tu, Padre amado, puedes hacerme llegar la ayuda
que ahora tanto necesito para salir de esta intranquilidad y ahogo,
haz que desaparezca esta angustia que aflige mi alma.

Ten compasión de mí y permite que se acaben mis sufrimientos,
para Ti no hay preocupación que no puedas reparar,
envía te ruego las bendiciones que necesito
y haz que pueda salir cuanto antes de este mal momento,
Dios me postro con humildad ante Ti implorando tu ayuda en:

(decir los problemas y lo que se desea conseguir).

Padre sé que cuando Tú lo dispongas todo estará bien,
pues Tú tienes una solución para cada problema nuestro.

Dios, tú estás conmigo y atraes bendiciones para mí.

Dios, Tú y yo somos Padre e hijo-a,
yo nunca estoy solo-a porque siempre estás conmigo,
lo que me da consuelo, seguridad y tranquilidad.

Día a día, de corazón, me acerco cada vez más a Ti,
cada día con la oración, hablo contigo, te cuento mis penas
y con inmensa fe y esperanza confío en Ti.

Dios, tú estás conmigo y no permites que me hunda
y me das la paz, la tranquilidad y el apoyo que me falta,
contigo a mi lado vuelve a mí la ilusión y la alegría.

Dios, tú estás conmigo y me das la salud, el amor y la riqueza.

Dios, Señor mío, te amo y te necesito,
ven a mi corazón, protégeme y bendíceme,
cuida a mi familia, mi casa, mi trabajo y a mis amigos.

En tiempos de problemas y necesidad
yo te llamaré y tú estarás conmigo y me responderás.

Por todo ello, gracias Dios.

Amén.+


Rezar tres Padrenuestros y tres Glorias.


Repetir la oración y los rezos tres días seguidos,
o nueve, como una novena,
si la petición es muy difícil, urgente y desesperada.

Gracias por compartir y dejar un comentario

No hay comentarios:

Publicar un comentario